¡No deje que el ESTREÑIMIENTO te gane!


El estreñimiento representa un motivo de consulta muy frecuente a cualquier edad. De hecho, cualquier persona puede tener temporadas de estreñimiento, sobre todo coincidiendo con cambios de dieta o viajes.


En la práctica se utiliza como criterio más objetivo la frecuencia de la defecación, considerándose estreñido al individuo que realiza menos de tres deposiciones semanales. Sin embargo, este criterio no es suficiente por sí mismo, ya que muchos pacientes con estreñimiento refieren una frecuencia normal pero con otras molestias subjetivas, como un esfuerzo excesivo, heces muy duras o una sensación de evacuación incompleta.


La causa más frecuente de estreñimiento hoy en día son los factores dietéticos, especialmente la falta de fibra en la dieta. Otras veces, el estreñimiento está relacionado con diferentes enfermedades.


En el caso de que junto con el estreñimiento haya dolor, aparezca sangre en la deposición o el paciente haya perdido peso, es de urgencia realizarse exámenes.



Podemos clasificar el estreñimiento en:


Estreñimiento pasajero: Surge de forma temporal por una causa externa relacionada con un cambio de dieta, de ritmo de vida, vacaciones, estrés, falta de ejercicio, toma de un medicamento… Cuando desaparece esta causa, se retoma el ritmo normal.

Estreñimiento crónico: Se produce durante largos periodos de tiempo. En estos casos hay que establecer un diagnóstico para descartar que lo provoque una enfermedad y adoptar hábitos saludables que restablezcan el ritmo normal de la defecación.



No dejes que te gané y visita a un medico, para poder disminuir estos síntomas y saber las causas que te afectan y cuales son las posibles soluciones, para que todo fluya con naturalidad.


22 vistas