Controla la ansiedad con la respiración abdominal.

La respiración abdominal para mejorar la ansiedad

Si alguna vez has sufrido una crisis de ansiedad seguro que ya eres consciente de la importancia de la respiración. Normalmente siempre se recomienda coger el aire profundamente, mantenerlo unos segundos en el estómago y soltarlo lentamente. Por supuesto que es una gran opción pero existen otras como la respiración abdominal o diafragmática que tiene grandes resultados.


Para practicar este tipo de respiración solo es preciso conocer los pasos a seguir:

Inhalar el aire lenta y profundamente. Introduce todo el aire que puedas de forma tranquila (no te dejes llevar por la hiperventilación propia de la ansiedad). Sé consciente de ese aire que inhalas.

Ve sintiendo como ese aire baja lentamente por tus pulmones hasta tu abdomen sintiendo como se hincha tu tripa.

Exhala el aire contrayendo el abdomen y dejando así que suba con normalidad.

Si eres un amateur aun en esto de la respiración abdominal puedes empezar realizándola tumbado para ser más consciente de cada paso. Con el tiempo irás cogiendo práctica y podrás realizar estos ejercicios de pie e incluso en movimiento.


Normalmente bastará con realizar esta respiración entre 6 y 10 veces por minuto para comenzar a sentir como los síntomas de la ansiedad disminuyen.







29 vistas