Cómo integrar el trabajo y la vida en casa durante la pandemia COVID-19

Debido a la pandemia del COVID-19, ahora más que nunca hay mayor cantidad de gente trabajando desde la casa. A medida que los límites físicos del trabajo y la vida personal se desvanecen, puede resultar difícil de manejar.

En lugar de enfocarnos en como separar la vida personal y laboral, es mejor pensar como integrarlas eficazmente.

Quienes no integran bien o no encuentran la combinación perfecta entre trabajo y vida personal tienden a sacrificar su propio bienestar y eso puede llevarlos al agotamiento.

Ofrecemos las siguientes sugerencias para integrar el trabajo y la vida personal en casa durante la pandemia:


Cree una rutina y manténgala.

Un paso fundamental para lograr integrar bien el trabajo y la vida personal es crear una rutina y mantenerla.

En un momento como este, es fundamental mantener una rutina. Si bien es posible que antes, usted se levantara por la mañana y primero fuera al gimnasio para después ducharse e ir a trabajar, es muy factible que ahora se levante e inmediatamente se ponga a trabajar desde la casa. Entonces, ¿cómo crear una rutina que permita saber cuándo empezar a trabajar, cuánto integrar las actividades que son importantes para nosotros y cómo encontrar el tipo adecuado de mezcla o de integración de todo lo que queremos hacer en casa, en nuestra vida personal y en la vida laboral? Para ello, es fundamental tener una rutina.


Delegar, eliminar y hacer.

Cuando uno empieza a sentirse nervioso o abrumado, hay que hacer una pausa y un recuento de todas las cosas que tenemos entre manos, sean o no de índole laboral. Añade que, a menudo, la gente descubre que algunas cosas pueden delegarse y otras, simplemente, eliminarse o borrarse de la lista de prioridades.

A veces, al ver la lista y por el solo hecho de mantenerla, se puede sentir ansiedad; pero en otras ocasiones, uno puede decidir sacar algo de la lista para no verse obligado a pensar en ello en ese momento. Después de todo, siempre se lo podrá rever más adelante.

Por último, está el «hacer», que consiste en realmente entender qué debe llevarse a cabo.

Es complicado cuando uno trabaja desde la casa porque hay muchas otras distracciones simultáneas. La idea es mirar la lista y decir que pese a todo lo que esté ocurriendo en ese momento, primero se hará una cosa o quizás dos. Esta táctica puede resultar muy útil para controlar la situación sin sentirse abrumado y para poder integrar mejor el trabajo con la vida personal.

Esperamos que estos consejos te ayuden para llevar un mejor manejo de tu tiempo y más desempeño.



56 vistas